No sé vosotros, madres y padres que me leéis, pero en mi casa, encontrar algo que ver en familia es algo bastante difícil de encontrar. Por un lado, está el tema de edades, muy dispares, y por otro, la falta de contenidos de las televisiones generalistas. Menos mal que tenemos las plataformas, cada vez más, que nos permiten buscar algo que ver todos juntos.

Yo soy más de ficción, pero casi he dado por imposible ver una serie todos juntos, casi todos los estrenos, o son directamente infantiles, o son para mayores de dieciséis. Pero aquí han venido al rescate una serie de programas y concursos que son rápidos de ver, con poca dificultad e ideales para pasar un buen rato.

Puede que en invierno se consuma más televisión, pero con este calor espantoso de estos días y las pocas ganas de salir de casa que arrastramos desde el confinamiento, estos programas están siendo nuestra salvación.

Aquí os recomiendo unos cuantos por si, como yo, andáis a la búsqueda de algo que ver todos juntos.

  1. El suelo es lava. Basado en el famosísimo juego infantil de no poder tocar el suelo porque tiene «lava», este concurso lo ha llevado a otro nivel. Una piscina gigante, con un líquido simulando la lava, y una decoración diferente en cada episodio, falseando diferentes habitaciones, este concurso es puro entretenimiento. Creo que en mi vida he visto a mi hija reírse tanto. Se nos hizo realmente corto. Lo podéis ver en Netflix.
  2. La gran batalla floral. Se trata de un concurso inglés, pero con concursantes internacionales. En una inmensa cúpula, diferentes parejas de concursantes, la mayoría paisajistas o jardineros, deben ir construyendo figuras enormes hechas de plantas. La mejor pareja se lleva la floración del día, la peor, es expulsada hasta que quedan tres parejas que se disputan el premio final. Hemos aprendido sobre plantas y hemos alucinado con la creatividad de los concursantes. Personalmente, creo que ha sido mi favorito. Lo podéis ver en Netflix.
  3. Manjares divinos. En un jardín inmenso en el que todo es comestible, tres concursantes deben preparar diferentes platos tomando los ingredientes de dicho jardín y conquistar el paladar de los «dioses», un jurado formado por tres cocineros vestidos de blancos y que bajan del Olimpo a probar sus creaciones. Lo mejor es la presentadora, muy divertida, y es ameno y estéticamente una preciosidad. Como es de cocina, ha sido el favorito de mi marido. Lo podéis ver en Netflix.
  4. El mundo según Jeff Goldblum. Ya era muy fan de este señor elegante y peculiar pero después de verle durante semanas experimentando con diferentes artículos como las joyas, el maquillaje o los videojuegos, creo que lo soy más aún. Verle es ya todo un show, y el programa nos