Afrontando el verano con alegría

Dos semanas sin escribir en el blog y empiezo con una mentira. No. Nunca voy a afrontar el verano con alegría. No ya sólo en lo meteorológico, que ya he dicho mil veces que odio el calor y cómo me hace sentir tener calor. El gran problema del verano es que, cuando al calor se unen niños y vivir en un piso, la ecuación se convierte en algo difícil de resolver.

¿Cómo entretienes a dos niños, con edades bastante distintas, que por lo general no quieren salir de casa, durante casi tres meses? No, no hay respuesta sencilla.

La cuenta atrás ya ha comenzado, puesto que desde el lunes salen del colegio una hora antes, lo que me limita a la hora de poder acabar tareas antes de que estén en casa todo el día más aún. Todo sería distinto si pudiéramos tener un pueblo (sí, soy de esas tristes sin pueblitobueno ni tampoco lo tiene mi marido) o al menos una casa con jardín. Pero es lo que hay y no vale lamentarse por lo que no se tiene.

Cada año por estas fechas me entra un frenesí limpiador-ordenador bastante fuerte y también comienzo a pensar todo tipo de actividades que realizar en verano para que sea más llevable para todos. Porque, seamos sinceros, hasta agosto (que es cuando nos vamos de vacaciones) falta una barbaridad.

Así pues, como soy la reina de las listas, y como a algo bueno tengo que agarrarme para no tirarme por la ventana con tan penosa perspectiva, he estado pensando en cosas alegres que me hagan compensar lo malo.

  • Tengo un bañador nuevo. Aparentemente es el bañador más feo de la faz de la tierra, pero cuando a mi edad consigues mentalizarte de ir a probarte bañadores, te lo pruebas, y te ves estupenda, ese bañador merece un sitio en el altar de los bañadores. Es este:

bikini_HM_laratitapresumida

Lo sé, es bastante Man Repeller pero me da igual, me veo tan bien con él que estoy buscándolo en otros colores. Al ser de talle alto, esconde aquello que prefiero esconder y el top resalta aquello que tiene que resaltar. Es de H&M y me costó solo 17 euros.

Además, de encontrar el bañador perfecto, también he encontrado la falda vaquera que llevaba siglos buscando. Me llega por encima de la rodilla, lo cual es importante, porque parece que las marcas al fin han comprendido que las mujeres tenemos que agacharnos a veces y con según qué largos, eso llega a ser bastante complicado sin enseñar lo que no se debe enseñar. No es entallada sino ligeramente evasé, lo que me encanta. Vamos, que me la compré el domingo y ya la he estrenado. Es de Zara.

falda_vaquera_zara_laratitapresumida

Para rematar la jugada de las compras, he encontrado un collar lo suficientemente potente como para alegrar cualquier camiseta. Es este y es de Stradivarius.

collar_estradivarius_laratitapresumida

  • Pintarme las uñas de colores diferentes. En cuestión de uñas soy tremendamente aburrida. Aunque tengo esmaltes de todos los colores, siempre termino con rojos y nudes. No salgo de ahí. Pero he decidido que eso se va a acabar. Un toque de color seguro que me alegra la vida, así que esta misma tarde me hago la manicura con este verde mint tan ideal de la nueva colección de Yves-Rocher, que por cierto, se llama Speaking Colors. En cuanto tenga la manicura hecha, os enseño el resultado en mi Instagram.


esmalte_uñas_yves_rocher_laratitapresumida

 

  • Redecorar la casa. Estoy en ello. He comprado cojines para toda la casa y también he cambiado las fundas de todas las camas. Quiero color en mi casa y verla bonita cuando esté en ella. Además, he puesto bonita la pequeña terraza para desayunar allí cuando me sea posible, tomar el aperitivo a media mañana o incluso salir por la noche con mi marido cuando los niños duerman.

Terraza_ikea

  • Comprarme ropa de estar por casa que sea bonita. Esto es la versión verano del post que ya escribí sobre este tema. Porque si en invierno paso mucho tiempo en casa, en verano aún más. Así que me he comprado un par de vestidos de algodón y unas zapatillas bastante monas. Al menos así no me asusto cuando paso por delante de un espejo.
  • Seguir escribiendo. Quiero tener una rutina de trabajo diaria. Sé que estoy pidiendo un imposible porque en verano los días se me pasan sin saber muy bien en qué he empleado mi tiempo, pero voy a hacer lo posible por sacar tiempo de donde sea. Espero que en otoño tengáis noticias sobre el resultado de esto.

Como veis, estoy intentando ser positiva y realista. Ya os iré contando cuánto éxito tengo en mis planes.

Fotos: LaRatitaPresumida, Ikea

By | 2016-10-24T07:19:55+00:00 2 junio 2015|Con niños, Estilo de vida, Me, myself & I, Moda y Belleza|Comentarios desactivados en Afrontando el verano con alegría
Leer entrada anterior
Mad Men season 1
Mad Men: el final de una era

  Ayer por la noche vi el último episodio de Mad Men. Después de tantos años de fidelidad absoluta a...

Cerrar