¡Ay, qué cansada que estoy! Me duele hasta el alma… Definitivamente Londres, aunque sea sólo lo más importante, es imposible verlo en un fin de semana, aunque eso sí, lo hemos intentando, y mis pies dan buena fe de ello.

No me voy a dedicar a hacer un resumen detallado de lo que ha sido el viaje, más que nada porque la gran mayoría ya habéis visitado la ciudad, y volver sobre los tópicos sería bastante aburrido para todos.

Centrándome en los temas relacionados con la moda, el trapeo y las compras en general, lo primero que tengo que decir es que es una pena que Topshop no se haya tomado más en serio su expansión internacional. ¡Yo quiero una tienda así en Madrid! Fuimos a la que está en la calle Oxford, que creo que es la más grande. Su zona de marcas es una pasada y su zapatería es directamente para caer enferma. Si no encuentras unos zapatos allí, es mejor que busques otra cosa. También me gustó bastante una cadena de zapatos llamada Office, zapatos baratos y de calidad. Muy recomendable.

El sábado, la cita estaba en la Kensington High Street a las once de la mañana, que era uno de los lugares donde supuestamente iban a repartir el Manifesto de YSL. Antes estuvimos dando una pequeña vuelta por el Mercado de Notting Hill y creo que alguna bloguera me estaba mandando mensajes desde allí:

 

     SANY0088

¡Cariño, esté donde esté no  me olvido de ti!

A las diez y media nos dispusimos a ir al cumplimiento de La Misíón, y nos trasladamos hasta Kensington. Como no teníamos ni idea del lugar dónde irían a ponerse, estuvimos dando un paseo, y como había que aplicar la lógica, supuse que el único lugar neutral en una calle copada de tiendas sería la propia estación. Pude ver que no andaba demasiado desencaminada cuando poco a poco fue aumentando el número de japoneses que allí paraban, y cuando un par de niñas muy monas y muy modernas paró allí y se pusieron a mirar impacientes el reloj, tuve la certeza de que había acertado con el sitio.

De repente, se armó un terrible revuelo y todos empezaron a correr hacia el otro lado de la carretera. Unas chicas rubias, con coleta, clónicas, y con plumas de YSL avanzaban hacia el Mcdonalds. Cada una de ellas llevaba solamente tres bolsos colgados en cada hombro, lo cual me hizo temer que sería imposible conseguir nada. Cruzamos la carretera y nos pusimos a su lado, hasta que entraron en el restaurante. Fue muy raro estar esperando en un McDonalds para conseguir un bolso de YSL. Hasta el encargado salió a preguntar porqué estábamos allí. Pero nadie le respondió. El pobre se quedó con las ganas de saber qué demonios estaba pasando.

Por fin salieron y volvieron a cruzar para situarse en la estación. Aquello era una locura:

SANY0092

Siento que la foto no sea de más calidad, pero es que era imposible

Yo me pegué literalmente a una de ellas, y me propuse no cejar hasta conseguir mi objetivo. Años de luchas rebajiles en mi familia me hacen de una estirpe especialmente preparada para estas situaciones.

Sin embargo, cuando me quise dar cuenta, dos de ellas ya no tenían ninguno encima. Me puse frente a una, la única que aún tenía todos colgados. Cada vez que hacía el amago de descolgarse uno, yo me hacía con él, pero me miraba con odio y yo lo soltaba atemorizada.

Finalmente, se quitó uno y…

 

¡FUE MÍO!

Mi idea, evidentemente, era conseguir otro para poder sortearlo entre vosotros, pero un seco ¡Go out! por parte de la rubia clónica acabó totamente con mis ilusiones.

Si entrar fue difícil, salir parecía imposible. Incluso tuve heridas de guerra:

SANY0096

 

Por si acaso hay algún incrédulo, os muestro la prueba de los hechos, apoyada en una silla de la habitación:

 

SANY0114

¡Aún no he podido ver qué hay en el USB! Prometo post con imágenes y con todo lo que haya dentro

Como sentí en el alma no haber conseguido más, no quise venirme con las manos totalmente vacías y tengo un par de cosillas con las que quiero hacer mi primer sorteo, chispas.

Primer objeto del sorteo: el folleto interior que tenía el bolso, con todas las fotos de la campaña y con un poster.

Segundo objeto del sorteo: esta camiseta:

 

stella-mccartney-red-nose-day-tee-04

stella-mccartney-red-nose-day-tee-05

Camiseta diseñada por Stella McCartney para la campaña del Red Nose Day de la ONG Comic Relief. En ella aparece Madonna en una foto realizada por Herb Ritts en los años ochenta, con la famosa nariz roja. La talla es una L, de modo que vale tanto a chicas como a chicos.

El ganador/ganadora obtendrá ambos premios.

El modo de concursar, bien fácil. Sólo tenéis que escribir un comentario durante esta semana, en este post. En el resto de los posts semanales pondré un enlace a éste para los despistados que todavía quieran participar.

Los que quieran participar, tienen que incluir un número de tres cifras a vuestra elección. Si no incluís el número de tres cifras, entenderé que no queréis entrar en el sorteo. Introduciré todos los números  en una urna y ayudada de una mano inocente, sacaré el ganador/ganadora el próximo domingo (lo publicaré el lunes).

Un par de cosillas:

-Aquellos que no tengáis blog, deberéis poner una dirección de correo para ponerme en contacto con vosotros.

-En el caso del qu
e el ganador sea residente español, los gastos del envío correrán de mi cuenta. En caso de que sea de fuera, correrán de su cuenta.

Creo que no me dejo nada en el tintero…

¡Suerte a todos!

Be Sociable, Share!