La Ratita Presumida

Artículos del blog

Acerca de La Ratita Presumida

Tengo más de 30, peso más de 50 y mido menos de 1.70. Soy la española media, con mucha ropa en el armario y nada que ponerme cuando lo abro. Una terapia: ir de compras; una película: Desayuno con diamantes, Cuatro bodas y un funeral, La linterna Roja, La ley del Deseo…; un libro: Orgullo y Prejuicio, Casa de Muñecas, cualquiera de Rosa Montero y Terenci Moix; una tentación inevitable: pasar por un kiosko y comprar todas, todas las revistas de moda. Un saludo a todas las Ratitas modernas que ya no llevan lazo rojo, pero se mueren por unos zapatos de Louboutin (aunque se terminen conformando con unos de Zara).

Inauguración de la tienda Louis Vuitton en Madrid

Si hay algo por lo que merece la pena llevar tantos años con el blog es precisamente por las experiencias que te brinda, que de ningún otro modo podrías vivir.

Hace aproximadamente un mes, recibí un correo de parte de Louis Vuitton en el que me invitaban a la inauguración de su nueva tienda en la Calle Serrano, en Madrid. La emoción fue en aumento cuando recibí una carta con la invitación física, invitación que guardaré como un tesoro para siempre. Y como dijo mi marido “es de esas cosas a las que hay que ir sí o sí”.

apertura-louis-vuitton-Madrid-laratitapresumida-1

Hasta ahora, Louis Vuitton tenía tienda física en la calle Ortega y Gasset, una tienda pequeñita y llena de encanto pero en la únicamente vendían los complementos de la marca, no el pret-a-porter. La apertura en Serrano viene acompañada de la colección crucero de la firma (la última presentada en París) así como de todos los complementos tanto masculinos como femeninos. Por el momento no cuenta con la colección masculina, aunque supongo que será cuestión de tiempo.

apertura-louis-vuitton-Madrid-laratitapresumida-2

La tienda en sí es absolutamente espectacular. Tres plantas en la que los complementos ocupan la planta baja, el pret-a-porter la segunda y una tercera planta, que aunque pudimos visitar ese día, permanecerá cerrada y se usará únicamente como showroom y para presentaciones a la prensa.

apertura-louis-vuitton-Madrid-laratitapresumida-3

El trato que nos ofrecieron las muchísimas dependientas de la tienda fue maravilloso. Nos contaron individualmente todo el concepto de la tienda en la que hay objetos tan curiosos como un baúl de principios del siglo XX perteneciente a una familia española que estuvo dos años recorriendo el mundo acompañados de siete baúles de la firma o una mesa de cuero que ocupa toda la parte central de la planta baja y que será donde se realicen la marroquinería personalizada. La prendas de pret-a-porter son una auténtica maravilla, y en ellas ya se nota la impronta de la firma, que era lo que buscaban desde hacía tiempo y que parece que Nicolas Ghesquière ha captado a la perfección. Los cortes evase, el tratamiento de los tejidos, el uso del color… todas las prendas tienen el sello “Louis Vuitton” y consiguen que deje de ser una marca de complementos para ser una potente firma a nivel global.

En cuanto al local, lo más llamativo es la escalera, realizada por un artesano francés inspirado en la balconería de Madrid y que repite en metal la flor de lis, símbolo de la marca.

apertura-louis-vuitton-Madrid-laratitapresumida-4

Lo cierto es que fue toda una experiencia y más allá de que mi economía me permita darme algún capricho en la tienda, me impregné de toda su magia y de la historia de una firma que es una de las más antiguas que aún se mantienen.

Y a juzgar por las asiáticas deseosas de comprar el día de la inauguración, con mucho éxito.

Fotos: Laura Martín

How to get away with murder: tramposa Shonda

how-to-get-away-with-murder-1

No me las voy a dar de exquisita en cuanto a series se refiere porque yo, como cualquier hijo de vecino, también me he enganchado a series de dudosa calidad y con muchas de ellas, aun sigo. De hecho, tengo que confesar que cuando empezó a emitirse Anatomía de Grey me pareció una serie muy divertida y agradecí el cambio de registro respecto a otras series “de médicos”. De hecho, el comentario más generalizado para referirse a ella era “es una comedia de enredo que sucede en un hospital como podría suceder en cualquier otro lugar” pues la medicina era algo anecdótico entre tanto lío de cama de sus protagonistas. Con el tiempo, la serie fue cambiando y todos los que hemos seguido fieles a ella sabemos lo que es “llorarse una serie” episodio tras episodio. Pese a todo, también me enganché a Private Practice, spin-off de la anterior y que comenzó como aquella para terminar como el rosario de la aurora. Pongamos como ejemplo al personaje que interpretaba Amy Brenneman, que se quedó embarazada sin saber de quién era el hijo, una loca le abrió en canal para robarle el bebé, finalmente se terminó casando con uno de los novios y este murió de un infarto. Y todo esto en unos pocos años de su vida. No me extraña que terminara loca perdida y en una secta en The Leftovers. Aun así, sentí que la serie terminara y cuando lo hizo me prometí a mi misma que no volvería a caer con ninguna serie de Shonda Rhimes, la mente pensante tras estas dos ficciones.

Así pues, cuando empezó Scandal, decidí que, pese a leer todo tipo de comentarios sobre ella, no vería ni uno sólo de sus episodios, palabra que he cumplido hasta el día de hoy.

Desde hace un par de meses, un nuevo cachorro se ha unido a la camada de la productora Rhimes. Se trata de How to Get Away With Murder. No pensaba ver ni un sólo de sus episodios, siendo fiel a mi auto promesa pero el parón navideño unido a las múltiples listas de mejores series del año entre las que se encontraba, pudieron con mi curiosidad. Así que ayer vi los dos primeros episodios. Eso sí, desde la crítica más absoluta y prevenida sobre el enganche que las series de esta señora producen.

¿Y qué opino sobre ella? Que sigue una por una las características de sus series: protagonistas atractivos, listos, guapos e inteligentes. Y triunfadores. Igual que en Anatomía de Grey sus protagonistas consiguen milagro tras milagro en la medicina, la protagonista de How to Get Away With Murder gana juicio tras juicio, sin importarle la ética. Una subtrama de continuidad que engancha porque nos va dando pildoritas que nos hacen querer saber más. Todos esconden algo, y eso nos hace pegarnos a la pantalla pidiendo nuestra dosis de información.

Aparte de que, obviamente la serie es tan manipuladora como las anteriores, las comparaciones con LA MÁS GRANDE (The Good Wife) son odiosas. Sé que no se tienen porqué comparar, porque son distintas y a lo largo de la historia ha habido cientos de series de abogados de diferentes estilos, pero es que todo lo que ocurre en How To Get Away With Murder es tan increíble, que al final no sabes si tomártelo en serio o reírte a carcajadas. En cualquier caso, toman la realidad y le dan una patada. ¿Una clase de derecho en la que hay un concurso y los alumnos que lo ganen empiezan directamente a trabajar en un bufete? ¿una abogada que puede mostrar todas sus trampas en un juicio sin que el abogado de la otra parte haga nada aparte de mirar con cara de bobo? ¿Giros imposibles? Pues sí, todo eso y más es How To Get Away With Murder.

En cualquier caso, yo la calidad no la he encontrado por ningún lado. O está al mismo nivel que “True Blood” o “The Vampire Diaries”, series ambas que he seguido fielmente.

¿Veré algún episodio más? No lo sé, todo depende de la necesidad que tenga de esta droga dura que Shonda Rhime nos ofrece.

Fun & Basics Kids: ropa para planes divertidos

Siempre es una alegría ver que una marca regresa y más aún si es una marca tan significativa para mí como Fun & Basics. Siempre he sido muy fan de sus complementos y me encantaba pasarme por su tienda y morir de deseo por todos sus productos.

Y la alegría es aún mayor si el regreso consiste en una colección de ropa para niños de hasta doce años (fantástico, porque mis dos hijos están por debajo de esa edad) y la ropa es tan práctica y divertida como podéis ver en la siguientes fotos. Ropa de calidad, creada especialmente para que los niños vayan cómodos y con colores llamativos y dibujos divertidos para que estén deseando usarla. Porque los que tenéis hijos sabéis que cada vez desde más pequeños, ellos opinan sobre qué les gusta y qué no, y sabéis lo complicado que puede ser vestirles cuando ellos no están cómodos con la ropa.

Fun & Basics ha pensado en ellos haciendo estos diseños y las mamás estamos de lo más agradecidas.

Y como la marca quiere que comprobéis por vosotros mismos la calidad de las prendas y lo mucho que les van a gustar a vuestros hijos, me hace mucha ilusión comunicar que vamos a hacer juntos un sorteo de un lote de prendas valorado en 15o euros, para que vuestros hijos sean los más guapos del barrio.

Aquí os enseño alguno de los lotes (los complementos no estarían incluidos):

 

FUNANDBASICS_01

 

 

 

 

+FUNANDBASICS_03FUNANDBASICS_02

 

FUNANDBASICS_04

 

¿A qué son todos una preciosidad?

Participar en el concurso es sencillísimo, sólo tenéis que hacer lo siguiente:

  • Entrar en el facebook de Fun & Basics y clickar en el me gusta de la página. Además, podéis ver la cantidad de sugerencias de planes divertidos que la Fun & Basics irá añadiendo estos días para hacer en familia. Yo ya he apuntado alguno.
  • Luego podéis dejarme un comentario en este mismo post o bien participar a través de twitter con un comentario mencionándome (soy @rpresumida) y usando el hastag #funbasicsplan (por favor, usad el hastag en twitter para controlar a la gente que participa y que podáis entrar todos)

El plazo acaba en dos semanas, concretamente el día 17 de diciembre.

¡Animo, participad!

Pepe Moll: un bolso, tres looks

Desde hace un par de semanas tengo un bolso nuevo.

Se trata de un bolso de la marca Pepe Moll, y es bastante amplio, con corte boho y con asa doble, lo que me permite llevarlo al hombro o como bandolera. La verdad es que me parece muy práctico para el día a día porque además, tiene un color petróleo que combina muy bien con mi estilo casual. Además, el interior está lleno de compartimentos para llevar a mano las llaves o el móvil, lo que para mí es indispensable en un bolso de este tamaño.

Así que está siendo mi bolso para cada día. Bolso_Pepe_Moll_La_Ratita_presumida

 

Como lo estoy usando para todo, he pensado en enseñaros un par de sugerencias por si os apetece un bolso de este estilo, aunque las combinaciones son infinitas:

Para diario, un look totalmente casual.

Pepe moll outfit 1 la ratita presumida

Para un día de lluvia. En este caso se puede llevar cruzado con el asa larga que lleva incorporada,  para que resulte más cómodo

Pepe moll outfit 2 la ratita presumida

Para salir el fin de semana, un look boho sin muchas complicaciones.

Pepe moll outfit 3 la ratita presumida

 

Como veis, estoy encantada con mi bolso de Pepe Moll. Podéis ver sus modelos en su página web  y están a la venta en muchas tiendas, como por ejemplo El Corte Inglés. Y su precio es estupendo también.

Vamos, que es una gran adquisición, como podéis ver.

 

Fotos: Laura Martín

 

Deberes: la eterna lucha

Desde que mi hija empezó primaria, hemos ido viviendo un pequeño infierno cada tarde que se ha ido incrementando a medida que iba haciéndose más mayor, llegando a su punto culmen cuando empezó tercero de primaria. Ese infierno se resume en una sola palabra: deberes.

deberes

Sé que hay muchos padres que están a favor de que los niños realicen tareas escolares fuera de su horario y puede que incluso haya momentos en que haya comprendido su razonamiento, pero poco a poco me he ido desengañando de estas ideas hasta ser firme defensora de lo contrario.

El tema empezó poco a poco. Cuando llegaba del colegio, tras descansar un poco, se ponía a hacer los ejercicios en la cocina con mi supervisión y ayuda. Solían ser temas sencillos y básicamente se limitaba a completar lo dado en el colegio durante el día. Pero en tercero todo dio un giro demencial. Pasamos (y empleo el plural porque ha llegado a ser parte de las tareas familiares) de emplear media hora a pasarnos toda la tarde, llegando incluso a parar para cenar y tener que continuar después. Mi hija es una niña inteligente pero le cuesta bastante ponerse y se agobia cuando ve un gran volumen de ejercicios pendientes. Si a esto le unimos las actividades extraescolares, el tema llegaba a la locura casi cada tarde.

El año pasado, ya en cuarto, tomé la determinación de que no realizara ninguna actividad extraescolar y que de este modo, tuviera toda la tarde para los deberes y algún hueco para descansar. Parece que nos fue algo mejor, pero también tenía sus días malos. Como por ejemplo, en puentes y vacaciones invernales. Incluso en fines de semana normales, el tema de los deberes nos ha limitado mucho a la hora de viajar y aprovechar el tiempo libre porque la mochila tenía que ir por delante siempre. Eso la desquiciaba a ella y me desquiciaba a mí.

Además, la organización de profesorado dejaba en muchos casos, bastante que desear porque en ocasiones nos hemos encontrado con que tenía un examen el día siguiente y además, traía hasta 25 ejercicios de otras asignaturas.

¿De donde saco yo las fuerzas para obligarla a que se pase tardes enteras sin salir de su habitación cuando yo soy la primera que estoy en contra de algo así?

Cuando yo era pequeña apenas teníamos deberes. Quizás nuestra formación fuera peor que la de las nuevas generaciones pero eso no nos ha impedido tener un futuro y unos estudios superiores. Entiendo que ahora el nivel de competitividad es mayor y si a esto le unimos el bilingüismo (del que estoy totalmente a favor viendo los resultados en mi familia) hay que esforzarse más que en generaciones anteriores.

He leído bastante sobre este tema y en la mayoría de los estudios, no está demostrado que hacer deberes conlleve un mejor rendimiento escolar. Es más, he llegado a la conclusión de que, parte del temario, recae en la casa con la excusa de las tareas escolares, cosa que ni entiendo ni comparto.

Así pues, me declaro en contra de los deberes.

¿Me contais vuestra experiencia? ¿Deberes sí o no?

Rutina facial nocturna: cómo conseguirla

Siempre ha sido mi punto débil: ser capaz de mantener más allá de una semana una rutina facial nocturna que no me diera pereza y, a ser posible, que me apeteciera realizar.

Una ya tiene unos años y tiene que cuidarse, así que me propuse darle a mi piel la oportunidad de comprobar si un determinado producto de cosmética daba los resultados de los que todos hablaban o era un engaño más.

Lo primero para una buena rutina facial nocturna es el tema del desmaquillado. Tras mi búsqueda de la buena cara por las mañana me veía en la obligación de quitarme todo lo que me ponía. Además, en muchas ocasiones suelo maquillarme también los ojos así que, aunque posiblemente es la cosa que más pereza me da, tenía que quitarme todo lo que me había puesto.

Mi kit de desmaquillado no puede ser más básico:

foreo-agua-micelar-sephora-la-ratita-presumidaLo básico de lo básico es el agua micelar. Es el gran descubrimiento de las perezosas del desmaquillaje. Un algodón impregnado en agua micelar y listo, todo va fuera. Esta de Sephora es la que estoy usando ahora mismo y me está encantando.

En segundo lugar, la foreo Luna, de la que ya os he hablado en otras ocasiones. Se pasa por todo el rostro y la piel estaría limpia y preparada para los tratamientos.

Para la segunda parte, la de tratamiento, tengo que confesar que he conseguido mantener la rutina porque los productos que estoy usando cumplen dos requisitos:

  • Son caros. Lo sé, parece obvio, pero siempre me he resistido a gastarme el dinero en estas cosas. Pero la diferencia es más que notable.
  • Huelen bien. Para que me apetezca usarlos, me tiene que apetecer la experiencia de usarlos. Y aquí el olfato es fundamental. Los productos sin perfume pueden ser estupendos, pero no están hechos para mí.

De este modo, mi rutina facial nocturna incluye los siguientes productos:

 

 

 

rutina-facial-nocturna-la-ratita-presumida

 

Jabón: lo suelo usar junto con Foreo Luna o también en la ducha mientras hace efecto la mascarilla capilar. Ahora mismo estoy con uno de Apivita que huele de maravilla.

Tónico: básico super básico. Me encanta la sensación que deja el tónico en mi piel. Una piel atópica como la mía necesita regularse después del jabón y el tónico lo hace. El cellular refining lotion de La Praire fue un regalo pero tengo clarísimo que es toda una inversión. No lo uso con algodón sino que lo aplico directamente en el rostro. Y no os cuento cómo huele…

Sérum: hace mucho que uso sérum y de todos los que he usado el midnight recovery concentrate de Kielh´s es mi favorito para la noche. Sólo tres gotas y la piel queda genial. Además, su olor a lavanda es de lo más relajante.

Contorno de ojos: Ahora mismo estoy con el eye opening serum de Kielh´s  y me está gustando mucho. Tengo que usar contorno porque mi dermatitis suele manifestarse alrededor de los ojos y con el maquillaje y el desmaquillado tengo que hidratar para no correr riesgos.

Hidratante: durante el verano, con los pasos anteriores ha sido suficiente pero ahora mismo noto la piel muy tirante así que estoy probando esta hidratante, y puede que no debiera hacerlo porque es carísima pero me esta encantando.

Sé que las que estáis conmigo en esta cruzada anti-vagancia-facial, pensaréis que mantener esta rutina facial nocturna es demasiado para cada noche, pero hay que verlo como un rato para nosotras y puede llegar a ser maravilloso si los productos nos enamoran.

Post NO patrocinado. Aunque ojalá me patrocinara La Praire, así os lo digo…