A lo largo de los años, he ido encontrándome con ciertos especímenes que cuanto menos me han sorprendido. Porque hay gente que ciertas cosas de la vida se las toma muy en serio. Así que poco a poco he ido haciendo una lista de «cosas» que no se pueden mencionar en un post.

Hoy, a riesgo de tener haters a mansalva o comentarios extraños durante varios años después de que este post se publique, os voy a mencionar alguno.

  1. Hello Kitty. Gracias a algunas personas, esta gata sin boca ha sido un quebradero de cabeza para mí. Se me ocurrió hacer un post sobre ella (creo que sobre un nail art con su cara) que tuvo comentarios de lo más loco e incluso guerras entre varios seguidores. Hasta tal punto llegó la locura que tuve que cerrar la sección de comentarios de dicho post porque el nivel fue demasiado para mí.
  2. Los zuecos. Los nombro pero nunca pondré una foto de ese zapato en mi blog. De hecho, me da miedo que, por búsquedas locas, algún tarado llegue a este post y me llene de comentarios obscenos la sección. Porque resulta que el summum del fetichismo zapatil es para este zapato de madera destalonado e incomodísimo para una torpe andando como yo. Hace años escribí un post sobre ellos y me tocó, como la vez anterior, cerrar la sección de comentarios. No fueron insultos, no, aunque casi lo hubiera preferido.
  3. Fotos de portadas de revistas del corazón. Con este tema la historia toma otro cariz. No voy a nombrar la revista con la que me sucedió ni por supuesto daré ninguna pista, pero tuve que borrar un post entero por ilustrar un post (que ni siquiera iba sobre ese tema) con una portada de una famosa revista del corazón. Cuando un abogado te escribe un correo diciéndote que, o retiras el post o emprenderán acciones legales, no hay orgullos blogger que lo resista. Y además, que tampoco era tan importante como para tener que pagar una multa.
  4. Determinadas acciones con trasfondo político. Esto me lleva más a redes sociales que a los posts en concreto. Un día se me ocurrió hacer un comentario de un programa de televisión en twitter y tuve tan avalancha de comentarios negativos, que tuve que cerrar la cuenta durante 24 horas. Mejor hablar del tiempo, aunque últimamente está twitter que hasta sobre eso hay alguien dispuesto a discutir.
  5. Cantantes/grupos guaperas. Si dices que son guapos, miles de fans te darán las gracias pero también miles de modernos te dirán que son idiotas. Si no te gustan, miles de fans enloquecerán y te insultarán. Vamos, que mejor hablo de Matt Damon, que de ese la fan soy yo.

En fin, que esto de los temas del blog puede ser peliagudo aunque ni en tus peores pesadillas llegues a imaginarlo.