Que odio el verano creo que a estas alturas es algo de sobra sabido. Niños en casa todo el día, calor que impide pisar la calle hasta la noche y ropa que enseña demasiado y dificulta disimular los defectillos.

El caso es que este año me he propuesto complicarme la vida lo menos posible a la hora de vestir. Tener una especie de «uniforme de verano» y sobre esta base ir añadiendo prendas con las que pueda ir fresca pero cómoda y que me guste lo que vea cuando me mire al espejo.

Mi «uniforme de verano» va a consistir en lo siguiente:

Vestidos. El básico de los básicos en el verano y que, por diferentes circunstancias apenas había renovado en los últimos años. Aquí la clave es encontrar el corte con el que te sientas cómoda. A mí me gustan los vestidos sueltos y los que tienen el corte bajo, de modo que puedo «ablusar» la parte superior y dejar que caiga la parte de la falda. Pero en esto cada una tiene que buscar y para eso, aunque nos disguste, hay que probar. Para mí, cierto largo es imprescindible así que no me puedo arriesgar a comprar y que luego quede demasiado corto. Yo me he comprado tres: uno azul marino, otro de rayas blancas sobre fondo azul y otro verde safari. A esto le añado uno vaquero que tenía del año pasado. 

vestido_verano_rayas_laratitapresumida

Bermudas. Otro imprescindible en mi día a día. Son más cómodas que las faldas y permiten un largo menor, aunque jamás creo que llegue al short. Tengo varias del año pasado así que este año sólo añadiré este capricho que adquirí en & Other Stories

vika_gazinskaya_shorts_laratitapresumida

 

Blusas. Hay gente que es más de camisetas pero a mí me gustan más los tops y las blusas. Permiten una mayor variedad de formas y me da la sensación de que voy más «vestida». Los tengo de muchos colores así que posiblemente no necesite comprar ninguno más. Los prefiero lisos, al final siempre termino rechazando los estampados y se quedan en la percha esperando al siguiente año. Imprescindible siempre uno blanco, uno beige y alguno de un color más vivo, como fucsia o azul marino. A este apartado también le añado camisetas básicas negras y blancas, que aunque uso menos, nunca son suficientes en el armario.

top_zara_laratitapresumida

 

Sandalias de diario. He sucumbido y me he comprado las Birkenstock Arizona. Hay gente a la que no le gustan pero yo las he visto ya combinadas con tanta ropa distinta que creo que las voy a sacar mucho partido. Además, no existe zapato más cómodo para el verano y eso para mí es muy importante.

birkenstock_arizona_laratitapresumida

 

Sandalias de tacón. No puedo llevar sandalias de taconazo maravilloso en verano. Ojalá pudiera pero todos los zapatos me rozan si los llevo sin calcetines y no puedo ni quiero arriesgarme a terminar con el pie lleno de heridas por el capricho de unas sandalias que no volveré a ponerme. Así que por fin este año voy a ser consecuente y voy a hacer la inversión de comprarme unas Swedish Hasbeens. Llevo siglos enamorada de ellas y este va a ser mi verano. He oído hablar maravillas de su comodidad y estéticamente creo que van mucho conmigo. Espero que sea una buena compra.

 

 

swedish_hasbeens_laratitapresumida

 

 

En cuanto a bolsos, todavía no lo tengo muy claro aunque de momento estoy usando un bolso bandolera de cuero. Que va a ser bandolera lo tengo bastante claro, aunque también tengo carteras que usaré si salgo de terrazas o por la noche.

Para el tema collares, pulseras y demás joyerío en estos casos, más es más así que serán el contraste a mi uniforme de verano sosuno.

Así pues, estoy preparada para que llegue el calor. Bueno, al menos mi armario sí lo está.

Fotos: zara, swedish hasbeens, amazon, & Other Stories.