El viaje en el tiempo en el centro comercial

El sábado estuve en la Primera Feria Vintage organizada por el Centro Comercial Moda Shopping. Para ser sincera, pensé que ocurriría como en tantas otros eventos organizados por centros comerciales, que habría cuatro puestos y sería una simple excusa para arrastrarte hasta allí y que compres en sus tiendas.

¡Que equivocada estaba! Lo más granado del vintage nacional tenía montado allí su tenderete con un buen muestrario de su material.

La feria estaba organizada por la revista Yo Dona y por Trucco, además de contar con la colaboración de Lorenzo Caprile que ha diseñado una camiseta solidaria cuya venta será destinada a la Fundacion CurArte, que busca mejorar la vida de los niños hospitalizados.

Como ya he confesado en muchas ocasiones, no soy demasiado amante del vintage, pero he de reconocer que salí emocionada de allí. Tuve la sensación de caer en un baúl de los tesoros, y me hubieran hecho falta varias horas para escarbar en todas las perchas en busca de joyas.

Hubo varias stands que miré y remiré. Lástima que no fuera preparada, ni con cámara ni con dinero para gastar como una loca.

Aun así, os enseño algunas fotos para que os hagáis una idea de lo que había.

IMAG0079

El vestido de la izquierda es de Pertegaz, una maravilla

IMAG0086

Además de la feria, también había una exposición de corsés de Lorenzo Caprile que estará hasta el 14 de diciembre.

IMAG0083

¿Como no caer rendida ante Corachán y Delgado, en cuya colección de Chanel hubiera podido vivir el resto de mis días? También me gustaron mucho los abrigos de Underground Underground, varios kimonos de seda a un precio estupendo (me arrepiento de no haberme llevado uno verde que me encantó), unos bombachos indios llenos de cristales maravillosos, y los joyas de L´arca de la Avia, con su ropa de principio de siglo.

Cuando ya salía de allí (arrastrada por mis compromisos familiares) tuve un flechazo con una falda de seda con un estampado alucinante y volví sobre mis pasos. El dependiente de Corachán y Delgado me dijo que era una falda de Gucci de los años setenta. Entablamos conversación y me dijo que la feria estaba resultando un éxito y que esperaban poder emprender más iniciativas de ese tipo.

Espero que sea verdad porque me permitió ver todas las prendas juntas, en un solo lugar. Creo que muchas tiendas fue un descubrimiento para mí y para muchos de los que allí estábamos.

Enhorabuena por algo así. Esperemos que sea el principio de muchas más.

Hasta entonces, haré uso del listado de colaboradores. Creo que me voy a hacer una lista de visitas pendientes. Ya os contaré.

By | 2010-12-01T09:23:47+00:00 29 noviembre 2010|Estilo de vida, Histórico, Moda y Belleza|6 Comments

6 Comentarios

  1. vanessa lunes, 29 noviembre 2010 en 17:15

    vintage total!!!

  2. Cris Sevilla martes, 30 noviembre 2010 en 00:17

    Ohhh, qué bonito, a ver si aquí en Sevilla hacen algo así, me encantaría….
    Mil besos guapa!!
    Cris

  3. Ana M* martes, 30 noviembre 2010 en 22:30

    Que pena habérmelo perdido!

  4. Lara martes, 30 noviembre 2010 en 22:47

    Lo vi por la tele, y la verdad es que tenía muy buena pintaaa! aunque eso sí, hay que llevar el dinerito preparado para estas ocasiones que realmente se encuentran muxas joyas!

    Muaaaa

  5. Esmoquin room jueves, 2 diciembre 2010 en 01:23

    A mí me dio pena perdérmelo, pero tenía que arrastrar a mucha gente hasta allí. 😛

    Un abrazo,
    Jose

  6. Loqueven jueves, 2 diciembre 2010 en 13:43

    Es genial, que lastima no haber ido.

No se permiten comentarios.

Leer entrada anterior
Sueños perfumados

Confieso que soy muy, muy especial para los olores. Bueno, esto ya lo confesé en su momento pero nunca está...

Cerrar