Zumo verde

Desde hace varios meses, hemos visto a famosas y menos famosas hablar del zumo verde. De él se dice que trata de un zumo con efecto detox que sirve para eliminar toxinas y purificar el organismo. Yo decidí probarlo cuando terminaron las navidades, más que por su efecto detox (en el que no creo mucho, ya que soy de la opinión de que el cuerpo no necesita desintoxicarse de nada) para ayudarme a dejar de picar entre horas y también de “pecar” con otros alimentos menos sanos, que cuando tengo hambre son los que más me apetecen.

Este zumo verde no es la panacea, por supuesto, y quien piense que tomándolo va a adelgazar se engaña a si mismo. Supongo que si sólo te alimentas de él durante varios días, conseguirás eliminar líquido y tendrás la ilusión de haber adelgazado, pero no lo veo nada recomendable, puesto que el cuerpo tiende a “guardar” para situaciones de escasez, y una vez volvamos a la dieta normal, volveremos a coger esos kilos que tan rápido perdimos.

zumo_verde_la_ratita_presumida

El zumo verde tiene a su favor tiene que te hace más sencillo tomar verdura y fruta, ya que, al ser en batido, no da tanta pereza. También es muy saciante, lo que es una ventaja para llegar a las comidas importantes con menos hambre y menos ansiedad por comer, que es lo que me suele ocurrir a mí.

Mi receta la saqué del blog de Elsa Pataky. Hice una búsqueda en google de recetas y fue la que más me convenció.

La base de este zumo verde es la verdura y de las que se añaden, la más saciante y menos calórica es la espinaca, de ahí que eches lo que eches, el zumo tenga ese color verde fosforito tan característico. Además, yo le incluyo:

  • Manzana
  • Piña
  • Zanahoria
  • Pepino
  • Lechuga

La fruta le aporta un sabor más dulce, pero al tener fructosa, no conviene abusar de ella, es mejor que lleve más verduras, que tienen mucha fibra y nos ayuda a quemar las calorías de modo más sencillo.

Aunque yo parto de esta receta base, la verdad es que busco en el frigo y le voy añadiendo lo que tengo. Me lo preparo en una batidora de vaso para no perder sus vitaminas y las frutas de piel fina no las pelo. Suelo preparar cantidad suficiente para la media mañana y la media tarde. Más allá de este tiempo, la fruta se oxida y pierde sus nutrientes, así que no conviene preparar para varios días. No digo cantidades concretas porque realmente voy añadiendo a ojo, eso sí, procurando que haya más verdura.

Como ya he dicho, no se trata de un método de adelgazamiento en sí, sino de una ayuda para no pecar entre horas. Por supuesto, todas las dietas tienen que tener supervisión médica y tienen que ser equilibradas. Yo sigo haciendo mis desayunos, comidas y cenas de modo normal.

Espero que os guste y ya me contaréis diferentes recetas para ir probando.

Un comentario

  1. Espe viernes, 6 febrero 2015 en 11:16

    Qué ganas tenía de este post!! Hasta hoy no he tenido ni tiempo de dar una vuelta por los blogs, si me llego a perder este me da un algo!! Tomo nota pero ya!

    Gracias!!

No se permiten comentarios.

Leer entrada anterior
Givenchy_-_Photo'perfexion_light
Givenchy y mi base de maquillaje perfecta

En esto de la cosmética, ocurre un poco como en el amor, que nos pasamos media vida buscándolo y nos...

Cerrar