The Good Wife: la mejor serie

the_good_wife_1

Así de claro. Cada temporada me reafirmo más en que no existe ninguna serie americana a la altura de The Good Wife. Empezó como una serie más, con un inicio impactante que, por las experiencias vividas con otras series, tenía toda la pinta de desinflarse con los episodios. Pero ya poco importa cómo comenzó, ni tan siquiera el título importa ya. The Good Wife es muchísimo más que la serie de una madre de familia que, de dedicarse a la casa y a los hijos, se ve obligada a trabajar. Así que, si por una casualidad del destino aún no la seguís, os doy una serie de motivos por los que tenéis que cambiar de opinión:

  • No es un procedimental al uso. Sí, cada episodio (o más bien, muchos de ellos) tienen como argumento principal un caso que el bufete en el que trabaja la protagonista Alicia Florrick debe resolver. Pero esto es, en la mayoría de los casos, una anécdota, más o menos interesante (en la mayoría de los casos, más). Lo que de verdad importa en The Good Wife es el argumento de continuidad, todo lo que les ocurre a los abogados, jueces, fiscales hijos, madres y universo en general que rodea toda la historia.
  • Se trata de una serie de temporada completa. ¿Es esto un handicap? Sí, posiblemente sí que lo es. No para los espectadores, que estamos encantados de poder disfrutar de la serie desde mediados de septiembre a mediados de mayo, pero sí de cara a premios y valoración de la serie. Porque, como defienden sus guionistas, no es igual hacer trece episodios redondos que hacer veintidos. El ingenio que demuestran sus guionistas está muy por encima de los del resto de las series.
  • Se emite en un canal generalista en Estados Unidos. Esto, lejos de ser una ventaja, es un lastre para la mayoría de las series, que tienen que lidiar con censuras y audiencias con las que no tienen que luchar las series de los canales por cable. Pero The Good Wife hace de esto también algo a su favor, jugando con los dobles sentidos y el “se intuye pero no se ve”. Esto es tremendamente enriquecedor para la serie.
  • Sus personajes. TODOS. No existe ningún personaje, por secundarios que sea, que no tenga su tremendo atractivo en uno u otro sentido. La lista sería interminable y cada uno te gana el corazoncito de un modo distinto. De hecho, me es casi imposible elegir un secundario. Y no lo voy a hacer.
  • Su capacidad de reponerse a los reveses. No voy a entrar en este tema porque no quiero hacer spoilers pero la serie está por encima de los personajes que la componen y The Good Wife lo ha demostrado con creces. Y tengo que confesar que dudé de que esto fuera posible. Y me tuve que comer mis palabras.
  • Alicia Florrick. Es inmensa. Una maravilla de contención, que no necesita ser histriónica ni llamativa para ser la ama y señora de todo. Su personaje tiene tantísimos matices que es una delicia ver su transformación desde el inicio de la serie a la actualidad y a todo lo que, a buen seguro, nos espera con ella.

The Good Wife

 

Podría seguir dando argumentos para ver The Good Wife. Pero no creo que sea necesario. Los que la veis, sabéis de que os hablo. Los que no, aun estáis a tiempo de empezar. No sabéis lo que os envidio por poder disfrutar de todo lo que esta serie guarda.

By | 2016-10-24T07:21:17+00:00 13 Noviembre 2014|Entretenimiento|2 Comments

2 Comentarios

  1. Mon Jueves, 13 Noviembre 2014 en 09:44- Responder

    Pues me voy a poner con ella, con lo frikiserie que soy no sé cómo se me ha podido escapar!

    Besos
    Clothingandpotions.blogspot.com.es

  2. Cris Pontetacones Viernes, 14 Noviembre 2014 en 20:59- Responder

    Pues hija, poco mas queda por añadir! No puedo estar mas de acuerdo en todo y te agradezco que me la recomendaras, como siempre, tenías razón!! 🙂

Deje su comentario

Leer entrada anterior
guarderia-clubv-gimnasios-virgin-active
Gimnasio en familia

Adelantando unas semanas la fecha oficial de los buenos propósitos, a mediados de agosto decidimos que ya era hora de...

Cerrar