Mis cosméticos: bajo el agua

Como el tiempo siempre es mi gran enemigo, soy muy fan de todos los productos cosméticos que me suponen un ahorro de tiempo. Si a eso le unes que soy bastante vaga para según que rituales de belleza, tengo que buscar cosméticos simples que me animen a usarlos.

Uno de mis trucos favoritos en este sentido son los productos que puedo usar mientras me ducho. Para mí son un gran invento y cuando me meto en el ducha parece que estoy en una sala de estética de la cantidad de cosas que soy capaz de usar.

 

Foto 25 10 12 09 47 44

Estos son algunos:

  • Peeling facial: hace unos meses usé un peeling facial en un spa que me encantó. No es químico, sino vegetal, así que mi piel no corre peligro. Lo que hago es dármelo antes de entrar en la ducha y mientras preparo el resto de las cosas, pasa el tiempo de tenerlo puesto. Luego al entrar, me lo quito de la cara con un ligero masaje y me deja la piel muy suave.
  • Jabón facial. Lo tengo siempre en la ducha y cuando termino de ducharme me lo aplico antes de salir. Me he acostumbrado tanto que no entiendo pasar por la ducha sin usarlo.
  • Mascarilla para el pelo. La uso una o dos veces por semana. Me lavo el pelo con el champú y después me la aplico. Suelo buscar fórmulas que no necesiten demasiado tiempo de aplicación para terminar de ducharme y podérmela quitar.
  • Exfoliante corporal. Una vez por semana cambio el jabón por el exfoliante, insistiendo en las zonas más secas. Luego, al salir de la ducha, aplico la hidratante y listo.
  • Depilación. Una de las claras ventajas de usar cuchillas para depilarte es la de tiempo que ganas. Sé que hay muchas enemigas pero yo las he usado siempre y no ha aumentado mi vello ni he tenido mayores problemas. Me estoy planteando una solución más definitiva pero de momento, sigo con las cuchillas.
  • Exfoliante capilar. Una vez por semana cambio el champú normal por uno purificante para limpiar el pelo de los productos que uso. Fue un truco que me dio Guapóloga y que funciona genial para sanear el pelo.

 

Pensaréis que con tantas cosas por hacer tardaré mucho, pero os confieso que he depurado tanto mi técnica que apenas tardo más de lo que tardo en una ducha normal.

Y es que, como dice el refranero español “el tiempo es oro”.

By |2012-10-25T09:59:57+00:0025 octubre 2012|Histórico, Moda y Belleza|7 Comments

7 Comments

  1. Cinti jueves, 25 octubre 2012 en 10:46

    Yo hago lo mismo!!! Me lavo el pelo fuera y me pongo la mascarilla o algun acondicionador, asi uso el agua que sale hasta que llega a la temperatura. Luego exfoliante corporal y esponja konjac para la cara. Jabon hidratante mezclado con aceite de rosa mosqueta y aclarado. Tardo unos 10 min!!

  2. Irene García jueves, 25 octubre 2012 en 18:56

    Sí, tienes toda la razón. Yo bajo la ducha trato de usar más productos. Soy más de exfoliantes corporales, mascarillas para el cabello y aceites… Así cuando salgo ya estoy lista! Pero definitivamente, esto es una esclavitud total! 😉

  3. El escaparate fucsia lunes, 29 octubre 2012 en 21:11

    Yo soy de las tuyas en la ducha tengo todos los productos y me los aplico cuando toca!!

    Besitos
    aitziber.s

  4. Cuaderno de Pili martes, 30 octubre 2012 en 10:00

    La colección de botes y potingues en la ducha son de campeonato. Me voy apuntar el peeling vegetal que me vendrá muy bien.

  5. mariola jueves, 1 noviembre 2012 en 23:58

    Yo también me exfolio cuerpo y cara y me lavo con un jabón facial en la ducha. A mí tampoco me parece que lleve tanto tiempo, la verdad, forma ya parte de mi rutina.

  6. Buhonera sábado, 3 noviembre 2012 en 01:12

    ¡Hola! Muy buenos consejos, seguro que los pondré en práctica, y eso que soy un poco vaga para ese tipo de cosas, jaja.

    Besitos!

  7. mirash domingo, 4 noviembre 2012 en 16:35

    No sé por qué, pero si haces estas cosas en la ducha parece que tardas menos que si las hicieras “en seco”. A mí uno de los productos que me encanta usar en esos momentos es el aceite corporal, ya que si te lo aplicas nada más salir con la piel aún mojada luego no se queda tan pringoso, y es más rápido y efectivo que la crema. Otro truco que os sugiero si tenéis el pelo seco es usar aceite de argán puro, con o sin aclarado. Yo me lo aplico en las puntas justo después de lavarme el pelo, sin aclararlo. No tardas nada y hace verdaderas maravillas con las puntas abiertas (parece que me han pagado para hacerle publicidad, pero es que estoy tan encantada que quiero compartirlo a los cuatro vientos).

No se permiten comentarios.

Leer entrada anterior
Fin de semana campestre

El pasado fin de semana lo pasamos en una casa rural en la provincia de Segovia. Teníamos ganas de ir...

Cerrar