¿Ropa como inversión?

En esta época de crisis que estamos viviendo, es curioso como algunos términos se convierten en un modo indirecto para hacernos comprar.

Es evidente que es complicado animarse a comprar según que cosas, y cuando hablamos de ropa y de marcas caras, todo se complica más aún. Dicen que la crisis se está notando menos en las marcas de lujo, pero supongo que hay que cambiar la estrategia de venta para adecuarse a la época en la que se vive.

Así pues, de un tiempo a esta parte, no hay prácticamente ninguna publicación que no dedique algún artículo a la “inversión”  en determinadas prendas. Generalmente, cuando leemos este término, suele referirse a prendas caras cuya compra no puede excusarse porque “se llevan”. Parece que si revestimos de “fondo de armario” o de “prenda que servirá para muchas temporadas” o incluso de “clásico atemporal” la compra de algo muy caro, el pretexto no hará sentirnos mucho mejor con nosotros mismos.

Sin embargo, no siempre la inversión es una buena excusa. A veces las cifras de según qué prendas son tan escandalosas, que el término “inversión” está de más. Camisetas de Balmain a tres mil euros no serán jamás una inversión, por mucho que nos lo quieran vender así. 

Camiseta balmain

 

Camiseta de Balmain al precio de 2160 euros. No hay inversión que valga.

 

Yo confieso que en algunas ocasiones he comprado una prenda cara con la idea de que fuera una inversión, y hasta cierto punto, ha sido cierto. 

Tengo un blazer color navy de la que os hablé aquí. Fue un regalo de mi marido y creo que fue una buena inversión. Me lo he puesto muchísimo, va con todo y creo que de sobra está amortizado el dinero que costó.

También me ocurre con los bolsos. He pasado de comprarme un bolso casi cada vez que entraba en una tienda a  comprar un par de bolsos al año que realmente me gusten y que vaya a usar muchísimo. Algunos han sido caros, pero me han valido muchas temporadas con lo que al final han resultado más baratos que otros que me costaron muchísimo menos.

Milla monogram canvas pochette pm thumb

Este fue un capricho que he amortizado con creces. Al final fue una inversión

 

Esta temporada me he planteado hacer una buena compra en vez de comprar a lo loco. De momento lo estoy cumpliendo y estoy contenta con lo que hay en mi armario.

Así que la duda queda ahí ¿inversión o gasto injustificado?

By | 2012-10-15T10:45:25+00:00 15 octubre 2012|Me, myself & I, Moda y Belleza|7 Comments

7 Comentarios

  1. Maia lunes, 15 octubre 2012 en 17:37

    Yo también me uno a lo de comprar calidad en vez de cantidad.

    Con lo de los bolsos estoy igual. Si antes tenía miles de todos los tamaños y colores ahora me conformo con unos 6-7 que he ido adquiriendo en los últimos 3-4 años, de cuero, buenos, que me requeteencantan. Y no necesito ningún otro, siempre encuentro el perfecto para cada ocasión.

    En cuanto a la ropa, lo mismo. He pasado a estudiar bien mi armario para ver objetivamente qué es lo que necesito e ir a por ello en mis compras. Y como compro mucho menos, por esas cosas me da igual pagar un poco más. Al final es verdad que las cosas de calidad lucen mucho mejor.

    Besos!!

    • La Ratita Presumida
      La Ratita Presumida lunes, 15 octubre 2012 en 22:02

      A mi el hecho de estudiar bien el armario me está ayudando cantidad a la hora de comprar con cabeza y amortizar las compras. Es lo más inteligente 🙂

  2. laura lunes, 15 octubre 2012 en 18:40

    Para mí (esta es mi opinión, claro) una inversión es algo que, a la larga, me va a generar unos beneficios. Cuando está claro que ir/sentirme guapa me ayuda y agrada, yo no llamaría inversión exactamente.

    Es decir, por mucho que me ponga un abrigo de 600€, siguen siendo 600€ que no van a volver a mi cuenta bancaria.

    Para llamarlo inversión tendría que ser he comprado una prenda que, preveo, va a convertirse en icónica y podré vender, en un futuro, por un dinero X.

    Esto ha pasado, pasa y pasará con algunos artículos pero hay que saber identificarlos. No es fácil.

    • La Ratita Presumida
      La Ratita Presumida lunes, 15 octubre 2012 en 22:03

      Vender la ropa es complicado pero usarla mucho es una manera de sacarle partido aunque no se recupere la inversión

  3. Irene García lunes, 15 octubre 2012 en 18:54

    Yo diría que inversión. La verdad es que siempre compro en alguna temporada una prenda que me servirá mucho y por la que estoy dispuesta a pagar más. Pero no nos mintamos, siempre queremos alguna cosilla que sabemos que pasará de moda. Para eso, el low cost va muy bien, que aunque vemos que la calidad es menor, no nos importa ya que sabemos que al final de la temporada ya no haremos uso de ella.

    • La Ratita Presumida
      La Ratita Presumida lunes, 15 octubre 2012 en 22:05

      Claro, para los caprichos que pasan de moda en una temporada ya tenemos el low cost

  4. Cinti martes, 16 octubre 2012 en 00:34

    Bolsos, zapatos y cierto tipo de chaquetones si son una gran inversión. Yo prefiero tener 1 bueno que 100 malos. Respecto al resto… pues no, ya no porque puede o no dejarse de llevar, también porque tu puedes cambiard e talla, dejar de gustarte… en fin mil cosas. Si es cierto que intento comprar las cosas de calidad aunque tenga que pagar un poco más, pero calidad no significa marca “de lujo” sino que depende de los tejidos, el corte …. todo eso.

No se permiten comentarios.

Leer entrada anterior
Obsesiones y caprichos

Cuando se me empecina algo soy muy cabezona y no paro hasta que lo consigo. Con la ropa me ocurre...

Cerrar