Tengo que confesar que para el tema de desmaquillarme siempre he sido muy perezosa. He usado muchas veces toallitas desmaquillantes y algunas veces incluso ni eso. Cuando comencé a maquillarme más los ojos (con niños pequeños es mejor maquillar los ojos que los labios, porque al menos a mí no me duran nada) vi que no tenía más remedio que quitarme el maquillaje porque además, tengo los ojos muy delicados y no quería terminar ciega por culpa de mi pereza.

Pero como no debo ser la única perezosa en este sentido, la industria cosmética ha puesto a nuestro alcance un descubrimiento maravilloso: el agua limpiadora micelar.

Foto 17 09 12 10 48 21

 

En mi caso tengo la de Dermik (la marca cosmética de Mercadona) pero creo que hay muchísimas otras marcas. El resultado es asombroso. Por muy maquillados que tengas los ojos, empapas un disco desmaquillante en agua micelar y con una sola pasada el maquillaje sale sin necesidad de nada más. 

¡Es mucho más rápido que las toallitas!

Además, se trata de un producto muy suave para la piel así que es ideal para las pieles sensibles como la mía.

Además de como desmaquillante, también lo uso para refrescar la piel y para limpiarla antes de acostarme. 

Quizás pruebe otra marca cuando acabe esta pero tengo clarísimo que el agua micelar es ya un básico en mi neceser cosmético.

 

*Foto tomada por mí

Be Sociable, Share!