Como ya dije en el post anterior, he andado por tierras suizas en julio y además de ser un país extraordinario y digno de ser visto (especialmente en verano, y más allá de ski), mi ojo clínico ha estado sin parar de observar y he visto cosas de lo más curiosas. Algunos ejemplos:

Los suizos apenas utilizan el coche. Se mueven en tren (entre ciudades) o en tranvía y metro (dentro de la ciudad), pero sobre todas las cosas, utilizan la bici. Toda la distancia corta la cubren en bici, y no estoy hablando de gente joven únicamente, todos, incluidos los viejecitos, van en bici. De modo que las ciudades están adaptadas para ellas, con carriles bici, con aparcamientos para bicis, con puertas especiales en los trenes para poderlas colgar… Además, tienen todo tipo de parafernalia asociada: carritos para los niños techados, remolques para la compra… Y no montan en bici ataviados con ropa deportiva sino que van de lo más monas (y monos, claro), hasta a una con vestido de noche vimos un día. Claro, con tanto deporte, se explica su buena forma física, pues todos están bastante estupendos. Vamos, como aquí.

 

suiza17

El suizo coloca la bicicleta en cualquier lugar

Tema turistas: primero estuvimos en las montañas, en una ciudad pequeña pero muy turística que nos permitía movernos por toda la la zona cómodamente en tren. En esta zona básicamente había japoneses, árabes y en menor medida, españoles. Lo primero que me sorprendió es el manejo de los idiomas por parte de los suizos. Ya sabía que tienen varios idiomas “oficiales”, pero sorprendía ver como en cuestión de segundos saltaban de uno a otro. Y además, todos se manejan en inglés de modo casi perfecto. Vamos, como aquí.

De los turistas, lo que más me llamó la atención es lo “marquistas” que eran. Todas las japonesas llevaban ropa de marca y en las árabes era aún más llamativo. En Zurich había muchísimos, y mientras ellos vestían ropa occidental, ellas iban ataviadas con todo tipo de trapos superpuestos, mangas largas y cabeza tapada. Algunas incluso toda la cara a excepción de los ojos. Pero eso sí, todas llevaban bolsos de Gucci y Louis Vuitton como si fueran de saldo y con cientos de bolsas de Prada y Armani, que me pregunto qué llevarían dentro (ropa no, así que supongo que llevarían bolsos). Lo mejor fue cuando entramos en Louis Vuitton a cotillear un rato y estaban atendiendo a una árabe mientras le traían café, agua y le hacían descaradamente la pelota. Me hubiera encantado ver con cuántas bolsas salía de allí.

Y hablando de tiendas, me sorprendió como en las calles principales se mezclaban las tiendas low cost con las grandes marcas, sin complejos. Al lado de H&M estaba Prada y Zara estaba en un centro comercial junto a las grandes firmas de moda. Por cierto, Zara es especialmente caro. De ahí se explica que, cuando las europeas vienen a España, compren bolsas y bolsas de ropa.

Volviendo a las marcas, no sólo los turistas las lucen. En Zurich, todo el mundo va de alguna firma, desde Miu Miu (vi toda la colección prácticamente) a D&G. Como mi perdición son los bolsos, era en lo que más me fijaba y en el tren y en el metro, las chicas llevaban bolsos de marca como la cosa más normal. Sobre todo ví mucho LV, en concreto, éste, el speedy 25:

 

speedy 25

 

Os aseguro que ví cientos. A mí me parece un modelo pelín incómodo, pero ya se sabe que para gustos, colores.

Las menos pudientes, se decantaban por Longchamps, en cocreto este modelo, el pliage:

 pliage longchamp

 

Si del de LV vi cientos, de éste ví miles. Es un bolsillo que se despliega y se convierte en este bolso. Lo venden mucho en los aeropuertos, y la verdad es que tiene que se de lo más cómodo y ligero.

Por último, algo que me gustó especialmente es cómo cuidan los escaparates. Y no estoy hablando de grandes marcas, que ya sabemos que tienen escaparatistas que se dedican a ello, sino de cualquier tienda de cualquier pequeña ciudad. Os muestro algunos que fotografié:

suiza4

Una optica

 

suiza5

Una tienda de productos de alimentación

 

suiza12

Un estanco

 

suiza16

Una farmacia

 

suiza11

Sprüngli, la chocolatería más conocida de Zurich

 

Me queda enseñar una peluquería de 1945 recreada en un museo al aire libre. Pero el post ya me ha quedado bastante largo así que será el próximo día.

¡Feliz miércoles! (o lo que queda de él)

Be Sociable, Share!