Si introduces thinspiration pictures en google se abren ante tí la friolera de 246.000 entradas. Debo confesar mi desinformación absoluta sobre este tema hasta el sábado por la noche, en que un insomnio impenitente me hizo terminar viendo La noche temática de la 2. Sí había oído hablar de los grupos pro-Ana y pro-Mia, pero no sabía de su progresión en la red. El programa constaba de tres reportajes, el primero de los cuales me dejó literalmente atada al sofá hasta su finalización. Tres puntos de vista de tres chicas, relacionadas de uno u otro modo con estos grupos que proliferan en la red y que intentan vender una imagen errónea de belleza, especialmente en adolescentes muy jóvenes.

La primera era una chica, ciertamente guapa, que quería adelgazar para ser glamourosa en su baile de secundaria. Buscaba inspiración en la red, en estos foros y páginas, que le mostraban fotos como ésta:

 

medium_thinspiration

 

Su ídolo era Mary Kate Oslen, aunque poco a poco iba encontrando bellas estas fotos, muchas veces manipuladas por las propias páginas para parecer más delgadas. Ya no quería ser glamourosa, quería ser escuálida. La chica llegaba a confesar que había días que había ingerido únicamente 200 calorías.

La segunda chica, que recuerdo que se llamaba Feodora, también se había enganchado a este tipo de páginas. Tras adelgazar hasta la enfermedad, había sido ingresada en un centro y le habían prohibido todo contacto con la red.

La tercera chica presentaba el caso más sangrante. Al contrario que las otras, que apenas llegaban a los 17 años, tenía 26 años. Ella misma había fundado un grupo pro-Ana y se permitía el lujo de dar consejos a otras chicas para engañar al cuerpo cuando pedía comida y conseguir la delgadez extrema. Incluso llegaba a acoger a una muchacha de 18 años a la que aconsejaba sobre dietas y sobre cómo esconder las cicatrices de los castigos autoinfringidos.

Me quedé petrificada, la verdad. No pretendo soltar ningún sermón sobre la delgadez o sobre la salud. No es el tema de este blog y yo no soy ninguna experta.

Pero de verdad, esto no es belleza. La belleza es salud, no la delgadez hasta la muerte. Entrar en estos foros y páginas es entrar en un círculo vicioso. Y es muy peligroso, porque alienta a gente muy joven.

Además, esto no tiene nada que ver con la moda. La asociación me indigna. Existe la moda y en la moda hay gente delgada, por supuesto, pero no creo que a estas niñas las influya tanto ver a las modelos como su propio círculo de amistades. En muchos casos, es peor la amiga (o la prima, o la madre) que las revistas. En el documental de la 2, quedaba bastante claro que las motivaciones de estas chicas no tenían nada que ver con lo que dicte un diseñador o una casa de modas.

A mí me gusta la moda. Pero Ana no será nunca mi amiga.

Be Sociable, Share!